Q’umarkaj es un sitio arqueológico en el suroeste del departamento d El Quiche ,en Guatemala Se conoce también como Utatlán, la traducción en náhualt  del nombre de la ciudad.

Q’umarkaj era una de las ciudades mayas más poderosas cuando los españoles llegaron en la región en el siglo 16  Era la capital del reino de los mayas quiché, en el posclásico tardío. Al inicio de la conquista española, Q’umarkaj era una capital relativamente nueva, tomando en cuenta que la capital del reino k’iche había sido inicialmente situada en Jakawitz (identificado como el sitio arqueológico Chitinamit) y luego en Pismachi’  Q’umarkaj fue fundado inmediatamente al norte de Pismachi durante el reinado de Q’uq’umatz (‘serpiente emplumada’ en idioma k’iche’) al inicio del siglo XV. En términos arqueológicos y etnohistóricos, Q’umarkaj es la más conocida de las capitales del altiplano maya del Posclásico.

Las ruinas de la ciudad se encuentran a 2,5 km (1,6 mi) al oeste de la ciudad de Santa Cruz del Quiche. Q’umarkaj ocupa una meseta de 120.000 m² (1.291.669,2 sq ft) rodeada de barrancos con una profundidad de más de 100 m (328,1 ft) que forman buenas defensas naturales.

En marzo de 1524, el conquistador español Pedro de Alvarado (con un ejército de 250 españoles y 5.000 a 6.000  llegó a Q’umarkaj tras aceptar la invitación de los gobernantes del reino k’iche’, después de que había derrotado a un ejército de los k’iche’ compuesto de 6.000 guerrreros en el valle de Quetzaltenango en una batalla durante la cual fue muerto Tecún Umán, uno de los cuatro señores de la ciudad. Alvarado temía que los señores k’iche’ habían puesto una trampa, y prefirió acampar en la llanura fuera de la ciudad en lugar de aceptar alojamiento en su interior. Temiendo también que 16.000 guerreros k’iche’ estaban reunidos en las afueras de la ciudad  y considerando que su caballería no sería capaz de maniobrar en las estrechas calles de Q’umarkaj, Alvarado decidió invitar a los más altos señores de la ciudad, Oxib-Keh (el Ajpop) y Beleheb-tzy (el k’amha Ajpop) a visitarlo en su campamento. Tan pronto como llegaron, se apoderó de ellos y los mantuvo presos en su campamento. Dándose cuenta de que sus gobernantes habían sido tomado presos, los guerreros k’iche’ atacaron a los aliados indígenas de los españoles y lograron matar a uno de los soldados españoles. En este momento, Alvarado dio la orden de quemar vivos a los señores k’iche’ apresados, y luego procedió a quemar toda la ciudad de Q’umarkaj.

Fuente: Q’umaekaj, Wikipedia

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s